A natural alternative to antibiotics

Orégano

La planta salvaje de orégano (Origanum vulgare) es rica en fenoles. Carvacrol es el componente activo más estudiado. Versiones sintéticas de carvacrol han sido usado en los últimos cincuenta años, como medios desinfectantes para superficies de trabajo e instrumental, debido a sus propiedades antibacterianas. El carvacrol se caracteriza por un saber amargo y picante. El orégano salvaje es a veces confundido con el orégano dulce que es usado en gastronomía, pero el orégano dulce (Origanum majorana) es una planta completamente distinta a la variedad salvaje y por lo tanto sus propiedades también.

Otro componente importante del orégano salvaje es el timol, que es un isómero del carvacrol. El timol contiene el mismo número de átomos que el carvacrol pero difiere la manera en que están contectados. Como resultado, timol y carvacrol tienen propiedades similares.

Además de carvacrol y timol, hay otras componenetes activos en el aceite esencial de orégano: pineno, p-cimeno, cis-ocimeno, mirceno, terpineno gamma, beta cariofileno, bisaboleno, linalol, borneol, terpineno-4-ol, acetato de geranilo y acetato de linalilo.

En el antiguo Egipto, la planta de orégano era usa preservar la comida y limpiar heridas. En Grecia fue usado hace varios siglos para dolores de cabeza, úlceras, enfermedades pulmonares, asma y espasmos. Actualmente, se uso té de orégano como remedio tradicional para resfriados, dolor de garganta, gripe, úlceras estomacales y otras dolencias gastrointestinales.

Hace 20 años comenzamos con la adición de orégano en suplementos nutricionales, para apoyar la salud general de diferentes especies ganaderas y mejorar los indíces de conversión alimentaria.